Aceso alumnos                                           Español | English | Portugués
Volver

La Fisioterapia respiratoria

Con la llegada del fríollegan también las temidas infecciones respiratorias. Las bajas temperaturas favorecen el desarrollo de estas enfermedades especialmente en los más pequeños. Y aunque es difícil eludirlas sí se pueden adoptar una serie de medidas para proteger a los niños de las patologías que afectan al aparato respiratorio o paliar sus síntomas. Es el caso de la FISIOTERAPIA RESPIRATORIA.

La Fisioterapia respiratoria (FR) es un método terapéutico de reducido coste, inocuo, sin efectos tóxicos o secundarios y de demostrada eficacia para el tratamiento de patologías respiratorias de diferente índole.

Las maniobras de FR van a conseguir reducir el esfuerzo respiratorio que  aumenta con la enfermedad. Movilizar las secreciones (mucosidad) que se encuentran adheridas en las paredes bronquiales y facilitar su eliminación, reduciendo así las posibilidades de que aparezcan zonas de infección en el árbol bronquial (tráquea, bronquios y bronquiolos).

La FR se ha de entender como el complemento ideal al tratamiento médico. Diversos estudios han demostrado que gracias a la FR los medicamentos llegan mejor al árbol bronquial y son más eficaces

No hay que olvidar que las maniobras de FR siempre deben ser realizadas por un  fisioterapeuta especializado.

Principales enfermedades:

Bronquiolitis:

Enfermedad vírica aguda del tracto respiratorio, que afecta a lactantes y niños pequeños. Según la OMS, entre el 70-80% de los niños menores de 2 años han tenido algún episodio de bronquiolitis en su vida. 

Siempre comienza como un cuadro catarral con tos, mocos y fiebre. Posteriormente, en cuestión de uno o dos días, aparece dificultad respiratoria que, a veces, entorpece la alimentación.

Es frecuente, en algunos niños con cierta predisposición, a padecer cuadros similares a posteriori y después de cada proceso catarral. Estos cuadros pueden ser nuevas bronquiolitis, si bien, lo habitual es que sean "episodios de broncoespasmo".

En realidad lo que sucede es que los bronquios y bronquiolos que quedaron dañados en la primera bronquiolitis se hacen "hiperreactivos", es decir, en presencia de un nuevo catarro éstos reaccionan contrayéndose (Broncoespasmo) y provocando, sin necesidad de que haya inflamación de los mismos, obstrucción al paso del aire.

Bronquitis aguda:

La bronquitis aguda generalmente sigue a una infección respiratoria, y afecta  inicialmente la nariz, los senos paranasales y la garganta, luego se propaga hacia los pulmones. Algunas veces, una persona puede adquirir otra infección bacteriana (secundaria) en las vías respiratorias. Esto significa que, además de los virus hay bacterias que están infectando las vías respiratorias

Recomendaciones:

  1. Mantener el ambiente limpio y libre de humos (prohibido fumar)
  2. La temperatura ambiente no debe ser excesiva
  3. No hay que abusar de los humificadores, es preferible un recipiente con agua cerca del radiador
  4. Hidratar mucho al niño, debe beber mucha agua (así evitamos que los mocos se sequen)
  5. Limpieza nasal diaria, con suero fisiológico, solución salina, agua….
  6. Para niños no lactantes, enseñarle a sonarse, primero una fosa nasal y luego la otra.
  7. Acostarlo un poco incorporado (no más de 25-30º)
  8. Ante cualquier duda, acudir al pediatra. 


Volver
© 2017 Fundación Omphis | Aviso legal | Contacto | Cookies